Many thanks to Hanzík for the Czech translations!

tcc-case-title

Un monje del Clan del Mono que Ríe halló al maestro Banzen tarareando ante su pizarra con una expresión inusualmente feliz en su cara. Intrigado por esto, el monje se escondió detrás de una enorme planta en maceta para investigar.

Mientras el monje observaba, Banzen llenaba su pizarra con un diagrama de clases de complejidad horrorosa. El maestro luego dio un paso atrás para considerar su trabajo.

“¡Hermoso!” dijo Banzen.

Luego borró la pizarra por completo.

El maestro hizo esto varias veces más. Su diseño se volvía cada vez más complicado, sin embargo con cada iteración Banzen haría la misma proclamación y luego destruiría su trabajo por completo, tarareando feliz para sí mismo.

El monje buscó al alumno de Banzen Djishin. “¿Qué está haciendo tu maestro?” preguntó el monje.

“Implementando las reglas de negocios para una nueva aplicación,” dijo Djishin.

El monje vaciló, y luego susurró, “Su diseño es sorprendentemente feo.”

Djishin susurró, “Las reglas de negocios son sorprendentemente feas.”

El monje levantó sus manos. “Entonces ¿Por qué baila como un niño enamorado, y llama a esas cosas ‘hermosas’?”

Djishin se rió. “Ni el diseño ni las reglas. El desafío.”