Many thanks to Hanzík for the Czech translations!

tcc-case-title

Cierto monje superior se halló en la necesidad de más desarrolladores para cumplir la fecha límite de su proyecto. Le pidió ayuda al abad del clan.

Dijo el abad: Vayamos con Tongshing el Administrador de Proyectos; porque es sabio en las maneras de las Relaciones con los Clientes, y puede aconsejarnos en cómo abordar mejor a nuestro cliente.

Después de oír sus deseos, el Administrador de Proyectos desdobló un periódico matutino. Abrió la página donde se imprimían los horóscopos del día, los escrutinizó, puso cara de enojo y dijo: hoy no es un día propicio. Consúltenme mañana de nuevo.

El día siguiente, y el siguiente, y el siguiente, el monje y el abad volvieron por el consejo del Administrador de Proyectos. Cada vez, el Administrador de Proyectos desdoblaba su periódico, sacudía su cabeza, y le decía al par que volviera mañana.

Pero al quinto día, Tongshing dijo: Si ustedes visten batas de carmesí, hoy será un día muy propicio para pedirle más dinero a su cliente.

El monje y el abad hicieron lo que se les dijo, y volvieron al templo con una bolsa llena de monedas de plata. Más tarde, el monje fue hacia el Administrador de Proyectos y dijo: No puedo discutir con el éxito, pero sus métodos son poco ortodoxos. En una edad iluminada como la nuestra, ¿Cómo es que usted cree en la astrología?

No creo en ella, dijo el Administrador de Proyectos. Pero su cliente sí, y se suscribe a este mismo periódico.