Many thanks to Hanzík for the Czech translations!

tcc-case-title
un poco geek  un poco geek

Caso 67

Grasa

El lunes, el último abad que quedaba del Clan de la Araña llamó a la maestra Java Suku a su oficina.

“Estás muy por detrás del programa,” dijo el abad, abriendo un abanico colorido. “Debo ayudarte a priorizar. El analista me dice que el propósito primario de tu aplicación es graficar datos históricos. Por lo tanto, dirige a todos los desarrolladores a cesar sus actividades actuales y completar el módulo de generación de gráficos.”

“Como ordene el abad,” dijo Suku. Se inclinó y se fue.

- - -

El martes, el abad llamó a Suku a su oficina.

“He hablado con el cliente,” dijo el abad, limando sus largas uñas. “Ellos pueden prescindir de los gráficos en el primer lanzamiento, siempre y cuando podamos exportar los datos en formato tabular. Dirige a todos los desarrolladores a cesar sus actividades actuales y completar el módulo de exportación de datos.”

“Como ordene el abad,” dijo Suku. Se inclinó y se fue.

- - -

El miércoles, el abad llamó a Suku a su oficina.

“He hablado con el departamento de ventas,” dijo el abad, halando una aguja cuidadosamente a través de un bastidor de bordado. “Ellos tienen varios posibles clientes que serían persuadidos si ofreciéramos visualización geográfica en el primer lanzamiento. Dirige a todos los desarrolladores a cesar sus actividades actuales y completar el módulo de generación de mapas.”

“Como ordene el abad,” dijo Suku. Se inclinó y se fue.

- - -

El jueves y el viernes, el abad llamó a Suku a su oficina.

Todo anduvo tal como anduvieron los días anteriores.

- - -

El sábado, el abad llamó a Suku a su oficina.

“Has hecho muy poco progreso esta semana,” dijo el abad, arrastrando un pequeño rastrillo por un jardin de arena miniatura en su escritorio. “Explícate.”

“Como ordene el abad,” dijo Suku. Con una vuelta de su bastón golpeó al abad detrás de su cabeza, tumbándolo inconsciente en su escritorio en la arena blanca.

- - -

El domingo, la Abadesa de Todos los Clanes y asuntos de Interés llamó a Suku a su oficina.

“El abad de su clan me deseo cancelar su reunión matutina en su nombre,” dijo la Abadesa, “ya que parece que ha caído en nuestro pozo más profundo y no puede salir.”

“¿No hay escalones de hierro robustos en las paredes?” preguntó Suku.

“Parece que han sido engrasados,” frunció la abadesa. “como también la cuerda del balde. Y las propias paredes de piedra. El abad ha trepado varios kilómetros esta mañana, sin embargo tristemente está en los mismos tres metros una y otra vez. Dirige a todos los desarrolladores a cesar sus actividades actuales y observar su progreso. Creo que lo encontrarán muy edificante.”

“Como ordene la abadesa,” dijo Suku. Se inclinó y se fue.

Topics...  management