Many thanks to Hanzík for the Czech translations!

tcc-case-title

Al maestro Unix Myong le han contado acerca de un gato perdido que había tomado residencia en la sala de operaciones, durmiendo en los gabinetes de los servidores y tomando siestas encima de los antiguos CRTs por calor. La situación se había vuelto inaceptable cuando la criatura empezó a usar un cajón de cables de respuesto como caja de arena.

Myong atrapó al gato y lo colocó en una mesa ante seis monjes del Clan de los Huesos de Hierro, diciendo, “Si cada uno de ustedes puede decir una linea de comandos que haga la misma función que cat, le perdonaré la vida al animal. Si no, lo mataré.”

El primer monje dijo rápidamente, “cat”.

El segundo monje dijo, “grep ^”.

El tercer monje dijo, “sed s/^//”.

El cuarto monje dijo, “tr x x <”.

El quinto monje dijo, “perl -pe 0”.

El sexto se devanó los sesos por un minuto, y bajó de verguenza su cabeza.

Myong sostuvo el gato cuidadosamente por el cuello y levantó su cuchillo, con lo cual el sexto monje ladró como un perro lo más fuerte que pudo. El gato se disparó aterrorizado del alcance del maestro y desapareció por el pasillo.

Myong miró con furia al sexto monje.

“Misma función,” dijo el sexto monje calmadamente.